GIMENA BERENGUER

De mi pasión y profesión, la fotografía. Esa soy yo
Pedir Presupuesto

¿Qué te parece si nos alejamos de los posados, de las risas fingidas, de los agobios? ¿Qué te parece si nos alejamos de las bodas de mentira y creamos una Boda de verdad, un reportaje de Boda que cuente, que hable, que ría, como si tuviera voz, como si estuviera vivo, como vuestra Boda?

Porque es así como me gustan las fotografías de Bodas. Me cuelgo la cámara al hombro y me voy colando entre el tiempo y los espacios para encontraros sin que me veáis a mí, para encontrar la mirada, el gesto, la sonrisa, el guiño, la anécdota, para encontrar vuestra Boda.

Esos pequeños detalles que la hacen especial y diferente. Esa familia y amigos que importan. Me cuelo y me pierdo, busco y juego, sin interrumpir el ritmo de un día que tiene que transcurrir espontáneo y real.

Creo en mi profesión porque es mi pasión y así la vivo y la siento. Inevitablemente lo transmito, porque cada instante de trabajo está tratado con el máximo cariño. Y mis parejas de novios lo sienten, y su gente lo nota.

Muchas son las ocasiones en las que, como me gusta decirlo, me quedo en la familia. Porque empiezo fotografiando vuestra Boda, continúo con el embarazo, la comunión de un sobrino, la siguiente Boda de la casa… y me encanta.

Adoro sentirme parte de una historia real. Si quieres ser fotógrafa profesional tienes que estar enamorada de la gente y yo lo estoy.

Por esa razón, mis fotografías de Boda tienen sentimiento sin caer en la pedantería, creo que nos entendemos. Porque buscamos lo mismo, algo real, auténtico y también emocionante.

Califique y escriba una reseña